20 Syl: polifonía como forma de vida

En muy pocas ocasiones tenemos la oportunidad de asistir al proceso creativo de un músico desde su concepción hasta su final: aquello que los verdaderos músicos no esconden porque son sus auténticos artífices y no “star-títeres” de la industria.

Aquí os presentamos la producción de un tema de la banda de Hip-Hop francesa Hocus Pocus: uno de los mejores ejemplos de la evolución y diversificación que el Rap está experimentando en la última década. Bastaría con mencionar a reputadas bandas como Jurassic 5, Jedi Mind Tricks, al genial Oxmo Puccino o al español Elphomega para constatar la amplitud del género.

Hocus Pocus, liderado por el polifacético 20 Syl, cuenta con una fusión de elementos del jazz, funk y música electrónica procedentes de las manos de David Le Deunff ( guitarra y coros), Matthieu Lelièvre ( a los teclados) , Dj Greem ( a los platos), Antoine Saint-Jean (percusión) y Hervé Godard ( al bajo), que al combinarse originan un estilo cercano a bandas como The Herbaliser, Shin Ski, Kero One o Jazz Liberatorz

Habeís asistido a un proceso creativo en el que 20Syl ha combinado su destreza con el MPC ( isntumento musical electónico, evolucionado de la caja de ritmos) con su facilidad con el scratch, su buen hacer con el manejo de la postproducción con el pc, así como su talento con todo tipo de instrumentos, desde una guitarra hasta un triángulo metálico de percusión.

Que decir entonces de 20Syl?: Pues Syl supone el alma musical de esta banda que se consolidaría a partir de 2001 con el disco Acoustic HipHop Quintet y que golpearía definitivamente al rudo y sexy rap francés con la frescura del album 73 touches de 2005. En realidad, podemos decir de él que es un artista total del género, porque hace de la polifonía su auténtica forma de vida: por su interpretación de voz , música y sus producciones.

A lo largo de los conciertos promocionales de 73 Touches, quedó reflejada la versatilidad de Syl y su banda, con el consiguiente éxito de temas como como Malade, Commen on faisait? y Onandon. Pero fue a través del tema HipHop, lanzado con un agudo videoclip criticando la exacerbada imagen “gangsta XXL” del Rap y Hip-Hop Internacional, con el que Syl añadió un escalón más a su talento: su capacidad de representación en escena, hecho que queda también patente en su forma de moverse sobre los escenarios y fundirse con el público.

Como acabamos de ver, Syl añade además un componente autocrítico al propio movimiento, que se ha visto tipificado con estrellas del género bling-bling como Snoop Dog o 20 Cent que ejemplifican muy bien el culto al ego, al dinero, a la ropa cara y gigante, al sexo como absurdo reclamo de la rima y a la estúpida actitud gangsta.

Frente a esto, 20Syl y su banda nos remiten al espíritu positivo de los años 70 y a la cara amable del ghetto, para plantearnos cuál sera el futuro del rap (y de la cultura Hip-Hop) si tan solo se basa en la imagen publicitaria y no en el verdadero trabajo de sus disciplinas: ya sea lírico, para crear versátiles y ácidos juegos de palabras y melodías en el rap, salvaje, visual y fascinante en el graffiti o puramente eléctrico como el breakdance.

En definitiva, Syl y su banda son una de las referencias del rap internacional a seguir por su calidad sonora, visual y ética, al entenderlo como un vehículo de ideas basadas en el trabajo, el respeto y el conocimiento de su propia cultura.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>