Nothing without the barrio

Nothing without the barrio nace de una toma fotográfica realizada en un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera,  que podríamos llamar Castellón.

Lo que en un principio parece un simple sofá de skay antiguo, despreciado y vacío, se transforma en un símbolo de  una forma de vida y un concepto que se resiste a desaparecer.

Vida porque ha sido la gente del barrio, niños, casi con toda seguridad quienes han usado ese sofá para sus juegos en libertad en la calle, y posiblemente acabe destrozado, quemado o pintado, como ciclo infantil y paradójico de esa última vida que le quedaba.

Igualmente, un cierto destino trágico parece correr el propio concepto social de barrio: ese lugar donde la gente nos es conocida porque con ella compartimos nuestra vida en un sentido extenso de la palabra y que hoy se ve condenado al cierre de sus comercios frente a las grandes superficies, con una voluntad colectiva anulada y en ocasiones “comprada”, que se ha visto obligado a la absurda reforma de sus plazas y parques urbanos, anteriormente verdes y sostenibles en pos de su transformación en una plaza dura, donde los juegos de los niños también son prohibidos frente a las puertas de los bares que  luchan por sobrevivir, si no han bajado definitivamente su persiana.

Esto claro, sucede en los barrios, porque dos pasos más allá, o dos bloques más abajo está la barriada, ese antiguo concepto ideado por las mentes de la zona residencial para designar a los barrios con problemáticas sociales más complejas, donde apenas hay negocios, ni parques, pero donde los juegos en libertad están todavía muy vivos.

En definitiva: Nothing without the barrio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>